Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Our school

  

Más de 200 personas asistieron al Desayuno Inclusivo que organizó la Escuela San Miguel, en conjunto a Why Not?,

Asesorías Inclusivas, y que congregó a un importante número de representantes de instituciones públicas y privadas.

El objetivo del encuentro fue sensibilizar a los empresarios en relación a la inclusión de personas en situación de discapacidad, además de dar a conocer lo que está realizando la Escuela San Miguel para la inserción e inclusión real de sus estudiantes.

El alcalde de Melipilla, Iván Campos, valoró y destacó el trabajo realizado por Why Not y los representantes de la Escuela San Miguel.

“Yo quiero dar las gracias a Why Not, por todo el trabajo realizado, a la directora de la Escuela San Miguel, Elizabeth Arce, y a todo su equipo, porque lo que ustedes hacen va mucho más allá del trabajo; es vocación, es cariño, es estar comprometidos todos los días, en cuerpo y alma con los estudiantes y sus papás”, señaló el edil.

El alcalde dijo que es motivo de orgullo y felicidad que un grupo de ex alumnos de este establecimiento esté trabajando.

“Hoy tenemos a cinco jóvenes que están trabajando, en igualdad de condiciones, en distintas empresas de Melipilla, por lo que estamos profundamente contentos y felices. Vamos por el camino correcto, y estamos marcando una huella a nivel país”, señaló Iván Campos.

En este mismo sentido, la directora del establecimiento, Elizabeth Arce, señaló que ya están trabajando con otro grupo para seguir el mismo paso de sus ex compañeros. 

“Hoy tenemos a cinco jóvenes trabajando y otros dos están en camino para comenzar pronto. Con el otro grupo tenemos que trabajar al menos un año más y ya estarían en condiciones de salir al campo laboral”, aseguró la directora.

La representante de Why Not, Soledad Narbona, se refirió a la felicidad de los jóvenes que ingresaron al mundo laboral

“Es un tremendo cambio de paradigma. Pasar de alumnos a trabajadores los tiene felices. Ahora están administrando su dinero y, como decía una chica, arregló su pieza, invita a su familia a comer, están ahorrando…, crecieron; y hoy son adultos”, afirmó.

Un pilar fundamental en todo este proceso son sus padres. “Con los papás trabajamos mucho los miedos. Por ejemplo, el hecho que ya no es mi chiquitito, no es mi niño, sino que ahora es un adulto, que tiene más de 20 años, y lo bueno es que están comprometidos y saben cuál es su rol”, afirmó Narbona.

Back to top