¿Cómo llevar una buena salud mental en tiempos de cuarentena?

Debido a la contingencia mundial por la pandemia del Coronavirus COVID-19, el quehacer diario de cientos de familias se ha visto afectado por la petición de autoridades y equipos de salud de limitar los desplazamientos o no salir de casa, para evitar la propagación del virus y contagios en la población.

Niños, niñas y adolescentes sin asistir a clases, pero teniendo que cumplir con una serie de guías y trabajos online desde casa; padres, madres y apoderados cumpliendo con funciones de teletrabajo, además del cuidado de sus hijos, y adultos mayores impedidos de compartir con sus pares y/o recibir visitas de sus familiares o cercanos.

Por tal motivo, el Departamento de Salud de la Corporación Municipal de Melipilla entrega algunos consejos para enfrentar la cuarentena en casa.

Relación con niños, niñas y adolescentes
Ellos/as suelen ser muy perceptivos y sensibles al comportamiento de los demás en su entorno, por lo que una buena manera de conservar la calma es protegiéndolos de mensajes catastróficos y entregando información clara.

Mantenga una rutina habitual en el hogar, estableciendo, en lo posible, horario para despertar, almorzar, uso de pantallas y dormir, realizando tareas de colegio y otras actividades de esparcimiento, lo que permitirá bajar los niveles de ansiedad.

Muy Importante es que les aclare que lo que estamos vivimos es una situación transitoria, con un fin determinado.

Otro de los aspectos significativos es escuchar los sentimientos, preocupaciones, miedos y preguntas de su hijo/a sobre el coronavirus, debido a que a través de los medios de comunicación y/o redes sociales pueden recibir información que podría preocuparlos. No desestime, subestime, invalide o se burle de sus sentimientos.

Es trascendental que mantenga una comunicación fluida y cercana con los niños, niñas y adolescentes, de los aspectos del coronavirus (infórmese en fuentes confiables), generando instancias de diálogo para escuchar sus ideas, inquietudes, molestias y plantee soluciones en equipo.

Las actividades que hoy en día dan buenos resultados son practicar técnicas de relajación y promover la actividad física, que no impliquen riesgos de contagio (sin contacto físico y mantener distancia prudente), con rutinas que se puedan realizar al interior de la casa y/o en el patio. Busque en internet indicaciones para ejercicios.

Por último, es importante que usted no les transmita preocupaciones (económicas, de salud, alimenticia, entre otras). Para ello recurra a parejas, familiares o amigos para hablar sobre lo que aqueja.

Recomendaciones para adultos
Los adultos tienen la responsabilidad de continuar funcionando en tiempos de crisis. Deben teletrabajar (cuando sus labores se lo permiten), cuidando a los hijos/as, asistir a sus padres y proteger a su familia de los embates que esta crisis sanitaria pueda generar.

Para resguardarse de tensiones evite la sobreinformación, actualícese en fuentes confiables para evitar noticias falsas. Mantenga una actitud positiva de afrontamiento de la situación, concentrándose en lo positivo que se logra con el aislamiento y no en lo negativo del contexto.

Realice manualidades y pasatiempos separados de las pantallas, incluyendo actividad física para realizar en casa, manteniendo, además, sus actividades espirituales. Conserve una dieta saludable y variada, dejando de lado el alcohol y otras sustancias psicoactivas, puesto que agravará su situación y alterará el ambiente familiar.

El psicólogo del CESFAM Dr. Francisco Boris Soler, Igor Alvarado Alvarado, indicó que uno de los aspectos claves es mantener una buena comunicación con los miembros del hogar, de manera franca y abierta sobre la situación y las acciones que se adelanten, sin aumentar la ansiedad, acordando colaboración y apoyo mutuo en los quehaceres del hogar. Cuando sea posible, mantenga también comunicación continua con familiares, amistades y personas de confianza, con quienes puede realizar videos llamadas a través de distintas plataformas tecnológicas para mantener contacto visual.

Es importante considerar la posibilidad de realizar cuarentena por sospecha y/o contagio, en consecuencia, es recomendable anticiparse y visualizar diferentes alternativas de abastecimiento y pida apoyo a su red de confianza ante la eventual necesidad, teniendo un plan de acción que le ayudará a reducir la incertidumbre. Cree una lista de contactos en caso de necesitar información, atención médica o algún apoyo.

Recomendaciones para familiares de adultos mayores
Las personas mayores de 60 años son particularmente vulnerables a infecciones graves o fatales derivadas del Coronavirus COVID-19. Por ello, deben ser especialmente estrictos a la hora de cumplir con las recomendaciones de prevención, incluido el aislamiento social.

Si convive con personas mayores en el hogar, la comunicación deber ser oral pero no a través del contacto físico; evite besos y abrazos, manteniendo el distanciamiento físico (proximidad social de un metro).

Fundamental es prestar atención a la aparición de síntomas respiratorios (Fiebre + tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria), o incluso de confusiones que pueden ser indicadores de una infección. Hable frecuentemente con la persona mayor para saber cómo está y qué necesita.

También es recomendable evitar que el adulto mayor salga del hogar a consultas de controles médicos, o con profesionales de la salud que no sean urgentes. En caso de ser sumamente necesario, ayúdelo y acompáñelo, pero recuerde que en centros de salud privados se han habilitado servicios de telemedicina o consultas online.

Asimismo, quienes tengan a cargo la atención de personas mayores también requieren de cuidados particulares como el lavado adecuado de manos y uso frecuente de alcohol gel.

Es importante mantener una buena comunicación, repitiendo la información, de manera lenta, para dar tiempo para procesar, con indicaciones claras, sencillas y respetuosas. Tenga paciencia, en oportunidades el enojo o intolerancia es una conducta que expresan los adultos mayores para no mostrar sus sentimientos de tristeza o soledad.

Al igual que con los niños/as, evite la exposición prolongada a medios de comunicación. Utilice las redes sociales para conservar lazos con familiares y amigos, sobre todo desde el hogar a través de llamadas o reuniones virtuales y/o navegando en internet en lugares de interés para la persona mayor.
En lo físico y mental, el ejercicio puede ayudar a impulsar el sistema inmune, disminuir la inflamación y tener beneficios mentales y emocionales. Yoga, estiramiento, juegos y actividades psicomotrices, rehabilitación cognitiva como crucigramas, juegos para buscar diferencias entre imágenes, sopas de letras, e incluso ejercicios de restas de dos dígitos son recomendables para las personas mayores.

En relación a la alimentación se recomienda mantener la rutina habitual que lleve cada uno, pero incrementando, para fortalecer el sistema inmune, el consumo de vegetales, hortalizas, frutas, legumbres, cereales integrales, carnes, pescados y lácteos, elaborado a las posibilidades de ingesta de cada persona.

Como se pasará más tiempo en casa, evite posibles caídas, sugiriendo el uso de un calzado cómodo y retirando cables sueltos, muebles u otros de lugares transitados, procurando mantener una buena iluminación. Si utiliza andador, adjunte bolsa o cesto para mantener su teléfono y otros elementos importantes a mano.

En caso de que la persona mayor viva sola, asegúrese que alguien pueda ayudarla con compras, proveerle los medicamentos necesarios y llevar a cabo tareas diarias.

Una de las maneras más efectivas de evitar el contagio y detener la propagación del Coronavirus COVID-19 es manteniéndose en casa, razón por la que las funcionarias y funcionarios del Departamento de Salud les pedimos colaboración para limitar la circulación de personas. Por favor, ¡Quédate en casa!.