Estrategia de trazabilidad en Atención Primaria de Salud Melipilla

La trazabilidad es un proceso que permite identificar de forma continua a las personas que tuvieron contacto con un caso contagiante. En palabras del Dr. Mario Albanés Araya, encargado de Epidemiología del Departamento de Salud de Melipilla, corresponde al “seguimiento de un caso positivo para lograr que sus contactos antes de empezar con síntomas, ya estén aislados de la comunidad y si ese contacto se contagió, no haya estado contagiante antes de saber que lo era, es decir, pesquisarlo después de mantener el contacto con un positivo, pero antes de presentar síntomas”. En este sentido, el profesional agrega que es vital que esa búsqueda sea lo más pronto posible, idealmente antes de cinco días, pues la evidencia científica indica que ese el plazo de incubación del virus.

La importancia de realizar trazabilidad en la Atención Primaria de Salud radica en que junto al testeo y el aislamiento pasan a ser considerados ejes claves para controlar la propagación del virus (COVID-19). Y aunque inicialmente, esta tarea estuvo a cargo de las SEREMI, la Atención Primaria intentaba, con los escasos recursos disponibles, acercarse a la realización de la trazabilidad, así lo manifiesta el Dr. Albanés. “Nosotros intentábamos hacer trazabilidad antes, pero nuestras PCR nos llegaban después de los 5 días, por consiguiente, era inútil, ya ese paciente que era el contacto estrecho o había presentado síntomas o se había reunido con más gente que no le pudimos evitar que estuviese en contacto con él”.

Por consiguiente, el profesional valora la puesta en marcha de la nueva estrategia de Testeo, Trazabilidad y Aislamiento, que ha implicado la entrega de herramientas a la Atención Primaria de Salud para que efectivamente pueda tener los resultados de la toma de exámenes en menos de 48, lo que a juicio del Dr. Albanés, permite tener 3 días para ubicar a los contactos estrechos y que efectivamente se pueda aislar a ese contacto para que no siga contagiando, y por ende, evitar la propagación del virus.