Preocupación por aumento de casos positivos de Covid-19 en sectores rurales

De acuerdo a lo informado por la autoridad sanitaria, el sector urbano de la comuna de Melipilla continúa por séptima semana consecutiva con cuarentena obligatoria, logrando estabilizar el nivel de contagios en el territorio, sin embargo, las localidades rurales aún no han sido consideradas dentro de esta medida, y la contagiosidad continúa al alza.

Así lo indicó la Encargada de la Posta de Salud Rural de Pahuilmo, Asistente Social Melisa Colja Díaz, quien, junto con informar que el Centro de Salud ha continuado trabajando durante la pandemia, para atender de la mejor manera posible a la comunidad usuaria, expuso la complejidad de lidiar con el aumento significativo de casos a causa del COVID-19, teniendo que abocar todos sus esfuerzos para intentar contener la propagación del virus. “Somos un sector netamente rural, donde se mantienen las actividades rurales, el sector está en plena exportación, por lo tanto, no pueden terminar con esas labores y tampoco es nuestra intención que se suspenda, pero sí que se tomen las medidas sanitarias respectivas para prevenir el contagio”, aseguró.

En este mismo sentido, la profesional realizó un llamado a la comunidad, principalmente a los vecinos y vecinas del Valle de Mallarauco, instándolos a no descuidar las medidas de prevención, autocuidado y, de forma conjunta, trabajar por disminuir el nivel de contagios en el sector. “El llamando es principalmente a la solidaridad y autocuidado, no solamente de “mi persona”, sino que también con el entorno familiar y comunitario, saber que esto no es algo que estemos buscando;  nadie buscó que llegara esta pandemia a Chile y el mundo, por lo tanto es resguardar los cuidados de higiene, el lavado de manos, del distanciamiento físico, la utilización de mascarillas, salir exclusivamente cuando sea estrictamente necesario, no compartir ni en fiestas, ni en situaciones de festejo, o lamentablemente en algún tipo de velorio o funeral, porque es donde más se presenta intercambio con otras personas y donde se puede provocar un contagio masivo”.

La profesional extiende también el llamado a las personas que ya han sido diagnosticadas de COVID-19, a quienes solicita encarecidamente cumplir con el aislamiento y seguir las indicaciones del equipo de salud.

Pero no solo Mallarauco se ha visto afectado por el aumento de contagios. La localidad vecina de El Bollenar también ha sufrido los estragos de la pandemia. En este sector, la Atención Primaria de Salud de Melipilla también tiene la Posta de Salud Rural de Bollenar, cuya encargada, la Psicóloga Loreto Ramírez Estay, manifestó su preocupación por el aumento de casos en el último tiempo. “Lamentablemente en Bollenar no estamos en cuarentena por lo que se siguen presentando situaciones de riesgo en la comunidad, nosotros llevamos como un desfase con el área urbana, recién ahora estamos con un aumento de los casos (…) En un principio fue muy lento y ya en junio partió el aumento; hubo una baja en las últimas semanas, pero ya esta semana fue caótico, ha aumentado la toma de muestras, vamos a domicilio, la gente va la posta también y ahí tenemos nuestra rotación de profesionales que toman la PCR”

Ambas profesionales coinciden en la necesidad de reforzar las medidas de precaución y autocuidado, instando a la comunidad a respetar las indicaciones de los equipos de salud y, en definitiva, a trabajar unidos para prevenir que el virus se siga propagando en sus localidades.