C. de Apelaciones de San Miguel acoge Recurso de Nulidad interpuesto por Cormumel contra sentencia del Juzgado del Trabajo de Melipilla

La Ilustrísima Corte de Apelaciones de San Miguel acogió el Recurso de Nulidad presentado por el Consejo de Defensa del Estado (CDE), anulando la sentencia del Juzgado de Letras del Trabajo de Melipilla en la demanda de 510 profesores contra la Corporación Municipal de Melipilla por el pago de más de $2.300 millones en prestaciones laborales por el período comprendido entre el 13 de diciembre de 2012 y el 30 de junio de 2017.

En lo referido al aumento de la bonificación proporcional, consagrado en la Ley Nº 19.933, el dictamen de la Quinta Sala de la Corte de San Miguel, en su numeral séptimo, declara que acoge el Recurso de Nulidad presentado por el CDE, anula la sentencia del Juzgado del Trabajo de Melipilla y, como consecuencia, dicta la sentencia de reemplazo.

“Que atendido lo razonado y concluido, en orden a que los profesionales de la educación del sector municipal no tienen derecho a percibir el aumento de la bonificación proporcional establecida en la ley 19.933, no se emitirá pronunciamiento respecto de la causal del artículo 477 del Código del Trabajo por infracción al artículo 510 del Código del Trabajo, en relación con el artículo 2315 del Código Civil; y del artículo 177 del Código del Trabajo, en relación con el artículo 19 del Código Civil, por resultar innecesario”.

El escrito agrega, en su artículo décimo, que “el recurso de nulidad deducido por la parte demandante no puede prosperar y debe ser desestimado”, añadiendo que “de conformidad, además, con lo dispuesto en los artículos 474, 477 y siguientes del Código del Trabajo, se rechaza el recurso de nulidad interpuesto por la parte demandante, y se acoge el deducido por la parte demandada, en consecuencia, se anula la sentencia definitiva de veintiocho de agosto de dos mil veinte, pronunciada por el Juzgado de Letras del Trabajo de Melipilla”.

Esta sentencia ratifica la posición jurídica sostenida por la Corporación Municipal de Melipilla y el CDE, siendo este último quien asumió formalmente el patrocinio y defensa de los intereses de Cormumel.

Al respecto, el gerente de Cormumel, César Araos, señaló que “la Corte acogió el recurso presentado por la Corporación, estableciendo que no existe ninguna deuda ni monto a cancelar, y eso nos deja bastante contentos, pero de forma prudente, porque este es un proceso que, sí o sí, va a llegar hasta la Corte Suprema; nosotros ganamos esta etapa, pero entendemos que nuestra contraparte debiera solicitar la revisión última, que corresponde a la Suprema”, sentenció la autoridad.