Qué es el PIMS y cómo detectarlo

En los últimos meses hemos escuchado mucho sobre un nuevo problema de salud asociado a niños, niñas y adolescentes. Se trata de una patología nueva, el Síndrome Inflamatorio Multisistémico, PIMS, cuadro que está asociado al Covid-19.

En nuestro país, hasta marzo se habían diagnosticado 212 casos de niños, niñas y adolescentes; en mayo de 20202 fue el primero. Hasta la fecha han fallecido tres niños desde que comenzó la pandemia.

El síndrome se presenta en pacientes menores de 20 años que hayan tenido o tiene Covid-19, con o sin síntomas.

Con los estudios realizados, se pudo confirmar que este cuadro, que en un comienzo se confundía con el síndrome de Kawasaki, comenzó a tener una explicación más certera y con una profunda raíz en la enfermedad del Covid-19.

Entre las características del PIMS está la fiebre por más de 3 días, dificultades gastrointestinales, con vómitos, diarreas y manifestaciones a nivel de la piel, enrojecimiento de labios e incluso ojos.

Entre los casos más graves descritos presentan compromiso neurológico, problemas de coagulación, sangramiento, dificultades cardiacas, hipotensión y taquicardia.

Por todo lo anterior es muy importante estar atentos a los síntomas y poder consultar oportunamente a un servicio de salud, y no olvidar las constantes recomendaciones de los especialistas en orden a reforzar las medidas de autocuidado, como el lavado frecuente de manos, el uso de alcohol gel, el uso de mascarillas y el distanciamiento físico para evitar la propagación de la enfermedad.

Para conocer de qué forma se está abordando esta problemática sanitaria en nuestra comuna, conversamos con la Doctora, Mirna Silva Verdugo, del Departamento de Salud de la Corporación Municipal de Melipilla a fin de entregar mayor información a la población y principalmente para que los padres sepan cómo actuar frente a un posible cuadro.

¿Qué es el PIMS?
El PIMS es una manifestación de enfermedad que se produce en los niños y niñas, posterior a haber estado expuesto al Coronavirus, ya sea haber sufrido el contagio con un PCR positivo o haber estado en contacto estrecho con alguien contagiado por la enfermedad. Es decir, es una enfermedad post infecciosa, no se da en el mismo momento en que el niño o niña pueda estar haciendo la infección por Coronavirus, sino que se empieza a manifestar entre 4 a 6 semanas posterior a la exposición del contagio al virus. Lo más importante es que si el niño tuvo contacto estrecho con alguien contagiado, se practicó PCR ya sea positivo o negativo de igual forma es potencialmente candidato a presentar el cuadro.

¿Cuáles son los sistemas del PIMS?
Después de realizar varios estudios se han definido algunos criterios diagnósticos donde se ha definido el PIMS como el paciente pediátrico que ha tenido al menos 3 días de fiebre y otras manifestaciones tales como: problemas gastrointestinales, es decir dolor de estómago, vómitos o diarrea, no es necesario que presente los síntomas al mismo tiempo, pero ante la presencia de estos cuadros es factible estar frente a un posible Pims. (Cuadro leve). Por otra parte si la enfermedad compromete otros órganos hablamos de cuadro severo, por ejemplo afectación del sistema cardiovascular, manifestaciones cutáneas como la aparición de manchas en diversas partes del cuerpo, enrojecimiento del ojo similar a una conjuntivitis sin secreción purulenta, labios hinchados, lengua inflamada, manos y pies hinchados, inflación de ganglios, dolor de cabeza, somnolencia o compromiso de conciencia.

¿Cuándo consultar al especialista?
Se debe consultar cuando los síntomas ya descritos, les asociamos manifestaciones cutáneas, decaimiento, irritable, adormecimiento, todo esto es signo que existe baja circulación de oxigeno al cerebro, por la disfunción cardiovascular que está siendo afectada por el PIMS, ante lo cual se debe consultar en forma urgente en un servicio de salud para un diagnóstico precoz y confirmar o descartar el cuadro.

¿Cómo prevenimos el PIMS?
Para prevenir el PIMS se recomienda seguir con las recomendaciones habituales en este tiempo de pandemia, como el lavado de manos, uso de alcohol gel, el uso correcto de la mascarilla la cual no debe ser tocada en la parte frontal y sacársela usando los elásticos. Si existe algún integrante del grupo familiar que sale a trabajar, al regreso al hogar debe cambiarse la ropa, ducharse, aunque suene exagerado usar mascarilla dentro de la casa en el caso que algún integrante tenga sospechas de cuadro respiratorio o síntomas de Covid-19. Lo ideal es que si una persona del grupo familiar esta contagiado, puedan habilitar una habitación aislada del resto, que cuente con utensilios personales tanto para el aseo personal como para la alimentación, aseo profundo a baños y cocina, con estas simples recomendaciones se puede aminorar o evitar casos de PIMS en nuestros niños y niñas, indicó la profesional.