Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Our school

   

Una amplia oferta de centros para adicciones,

divididos principalmente en ambulatorio y residencial para hombres y mujeres, dispone el Departamento de Salud de la Corporación Municipal de Melipilla.

En la modalidad ambulatoria se encuentra el Centro Aliwen (Yécora 269), donde se atiende a hombres mayores de 18 años inscritos en FONASA, que tengan motivación por mejorar su calidad de vida, y que presenten algún problema asociado al alcohol, cocaína, marihuana, LSD, pasta base, entre otros. Las mujeres mayores de 18 años pueden tratarse en el Centro Alun, y para ingresar deben cumplir con las mismas condiciones descritas y solicitar hora de forma presencial.

La terapeuta ocupacional del Centro Aliwen, Estefanía Escobar Vilches indicó que “los criterios de acceso a un programa ambulatorio es presentar algún problema con el consumo de drogas y tener motivación por realizar tratamiento de forma voluntaria, puesto que con cada usuario/a se trabaja de forma diferente, destacando que el equipo de profesionales se adapta a las necesidades de cada una de las personas atendidas”, aseguró.

El tratamiento incluye atenciones de asistente social, técnico en rehabilitación, psicólogo, terapeuta ocupacional y psiquiatra en la medida que corresponda, realizando un trabajo con grupo de apoyo a las familias, psicosocial y otras actividades de esparcimiento.

En el área residencial se dispone del Centro Rolando Morrison Montecino – Nehuén y del Centro Antumalen, los que reciben a 26 hombres y 11 mujeres respectivamente. El objetivo de ambos es brindar diagnóstico, tratamiento y rehabilitación a personas con consumo problemático de drogas y daño psicosocial importante, por medio de un enfoque biopsicosocial, respetando sus creencias e individualidades como sujetos de derecho, de acuerdo a sus necesidades e intereses.

La terapeuta ocupacional del Centro Rolando Morrison Montecino – Nehuén, Andrea Moya Silva, indicó que entre “los requisitos de acceso a los centros Nehuén y Antumalén es tener más de 18 años, proveniente de la Provincia de Melipilla y de la red del Servicio de Salud Metropolitano Occidente, con certificación FONASA o PRAIS y con presencia de una dependencia a drogas y/o alcohol, de magnitud severa, con disposición al cambio y derivadas desde atención de salud mental, con previa evaluación del perfil clínico y psicosocial, o de otros programas de tratamiento para adicciones a los que el usuario ha accedido previamente sin experimentar cambios suficientes”, manifestó.

Los/as usuarios/as en tratamiento residencial acceden a prestaciones individuales con asistente social, terapeuta ocupacional, técnico en rehabilitación, intervenciones psicosociales de grupo, consulta psicológica, psiquiátrica, talleres psicoeducativos, de huerto, cocina, deportivos y otros. En el Centro Antumalen las usuarias pueden residir con hijo/a en caso de necesitarlo.

Back to top